Visitando la costa

El otro día me acerqué a Gijón a ver qué aves se podían hacer en la playa. No hubo mucha variedad… algún cormorán, gaviotas y muchos vuelvepiedras a los que tuve el gusto de hacerles varias fotos.

El vuelvepiedras (arenaria interpres) es un pequeño ave, caradriforme, que adquiere su nombre por la costumbre de revolver entre las piedras de los roquedales en busca de invertebrados. Su apetito es voraz, y se puede ver con mucha facilidad en la costa asturiana.

Sus pequeñas dimensiones 20-25 cm obligan a que el fotógrafo disponga de una longitud focal importante. Son bastante confiadas pero se mueven a mucha velocidad y hay que estar rápido de movimientos.

Esta entrada fue publicada en Aves y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *